¿Cómo preparar el omelette perfecto?

Omelette

Una opción de desayuno o una comida fácil y rica es un omelette perfecto, descubre el secreto para cocinar este plato francés. Cuando vamos a un restaurante es común ver en el menú omelette, lo pedimos y cuando llega a la mesa ves que es igual a la imagen ilustrativa.

Ahora si intentas hacerlo en casa hay veces donde sales victorioso y otras donde terminas con un huevo revuelto con queso. Así con el ánimo en el suelo en la siguiente oportunidad te alejas de la cocina y mejor ordenas comida a domicilio, para comer un omelette bonito. Eso esta apunto de acabar con esta receta y así decidas preparar tu propio omelette de vez en cuando.

Un pequeño consejo antes de empezar: coloca tus ingredientes cerca para no perder el tiempo, este es un plato que se prepara con rapidez.

Ingredientes:

  • 2 O 3 huevos
  • Queso (tu favorito, solo asegúrate que se derrita)
  • Sal
  • Pimienta
  • Mantequilla
  • Verduras a tu elección (nuestra recomendación son espinacas con champiñones)
  • Ajo en polvo
  • Perejil finamente picado
  • ¼ de taza de leche
Omelette con champiñones

Preparación:

  1. En un recipiente coloca los huevos y bátelos con un globo o un tenedor, agrega la leche y sazona con sal, ajo, pimienta y agrega perejil. Es muy importante que batas muy bien la mezcla, ya que es en ese proceso donde el huevo agarre aire. Esto ayuda a que tu omelette sea cómo un pingüino de Madagascar: gordito y bonito.
  2. Pon tu sartén (super importante recordar que tiene que ser antiadherente) con un fuego bajo para calentarlo, después de un minuto agrega la mantequilla y sube a fuego medio.
  3. Con la mantequilla derretida coloca la mezcla de huevo, deja que se cocine un poco.
  4. Cuando veas que la parte de abajo esta cocida y la de arriba aún cruda, agrega el queso y las verduras, solo a la mitad de la tortilla. Ojo: no obstruyas las orillas
  5. Con una pala dobla la parte sin verduras y colócala sobre la otra. Con esto buscaremos que nuestro omelette se cierre.
  6. Ahora debes darle la vuelta constantemente a tu “taco” para que se termine de cocinar por dentro. Si el sartén no es tu amigo puedes bajar el fuego, pero esto hará que el huevo se cocine más lento.
  7. Voilà: retíralo del fuego y sirve en un plato
Remmy y Linguini cocinando omelett

Esta es una receta muy sencilla y fácil para preparar el omelette perfecto. La cocina es para todos, así como en la película de Ratatouille, tal vez quieras preparar esta receta para una noche de películas y ser el Remmy de tus amigos.

Como un tip extra te decimos que si te gusta el omelette medio crudo por dentro puedes subir el fuego después de cerrar la tortilla. Con esto la parte de afuera se va a dorar y la de adentro quedara menos cocida. Nunca descuides tu sartén podrías terminar con un omelette chamuscado. Si preparas esta receta cuéntanos en los comentarios cómo te fue.